Carta del Director

Acción Cultural Popular – ACPO tuvo la fortuna y, a la vez, la gran responsabilidad de ser una de las organizaciones de mayor impacto social en Colombia, entre la década de los 50 y la de los 90 del siglo pasado.
Entre finales de los 90 y la primera década del siglo XXI, sin embargo, su presencia fue modesta en cuanto a acción se refiere, pero visionaria en cuanto a la planificación de una acción acorde con  nuestros tiempos que involucrase las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para llegar a los lugares más apartados de nuestro país.
Esta nueva visión buscaría involucrar nuevos medios de acción, además de la radio y de la prensa escrita, con el fin de lograr la plena inclusión social del campesinado colombiano, la cual pasa por la inclusión digital.
La posibilidad de interconexión a través de la banda ancha y la conexión inalámbrica y satelital, junto con el abaratamiento de los equipos informáticos, nos permite pensar que llevar las TICs a los lugares más remotos de nuestra geografía no es una quimera.
Bajo estas premisas, ACPO relanza de forma decidida y ambiciosa su acción social a través de dos proyectos: Mundo Rural y Café del Valle de Tenza, los dos con un fuerte componente de tecnología e innovación.
Mundo Rural tiene como objetivo contribuir a la inclusión social y económica del campesinado colombiano a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. De esta manera, ACPO diseña y pone al servicio del campesinado una herramienta web que da soporte a un modelo socio-pedagógico y a un sistema de información que aglutina recursos útiles relativos al mundo rural. Este proyecto busca beneficiar de manera directa a 3.000 campesinos e indirecta a 7.500 en los departamentos de Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Boyacá y Cundinamarca.
Café Valle de Tenza tiene como objetivo contribuir al desarrollo socioeconómico y a la cohesión social del Valle del Tenza en Boyacá, a través de la creación de un centro agroecológico innovador de referencia nacional para el cultivo, cosecha y beneficio del café tipo exportación. Este proyecto contará con la participación de 600 familias campesinas de la zona, las cuales conformarán  sociaciones de pequeños productores para el beneficio y la comercialización nacional e internacional de café.
El nuevo impulso de ACPO le permite seguir contribuyendo a la construcción del bien común, desde la perspectiva de la Doctrina Social de la Iglesia.
Animamos a todas las personas naturales y jurídicas a unirse a nuestras acciones y a ser protagonistas de la transformación del medio rural colombiano.

 

Kenny Lavacude Parra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*