ACPO apoya la educación de los jóvenes de Nuquí, Chocó

Esta es una de las regiones donde nacen las Escuelas Digitales Campesinas, con el objetivo de frenar la migración de los jóvenes, y en cambio, fortalecer sus liderazgos, facilitando sus iniciativas, proyectos de vida y los de sus comunidades.

De acuerdo con el boletín Agroclimático En términos generales, la situación de la población chocoana no es nada fácil. De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), se trata de la zona más empobrecida del país, donde más de la mitad de sus habitantes son pobres. Tiene uno de los mayores índices de desempleo en toda Colombia (11%) y es la región con el mayor índice de Necesidades Básicas Insatisfechas.

Este panorama es desalentador para los jóvenes chocoanos que han crecido en medio del abandono estatal, lo que redunda en la falta de oportunidades para ellos. No obstante, ante tal situación, son diversas las iniciativas que han surgido para promover el desarrollo y la educación de un pueblo que, en medio de las dificultades, se caracteriza por mostrar siempre una sonrisa.

EDC, un aliado del Chocó

Esta es una de las regiones donde nacen las Escuelas Digitales Campesinas, (EDC) de Acción Cultural Popular, ACPO, con el objetivo de frenar la migración de los jóvenes, y en cambio, fortalecer sus liderazgos, facilitando sus iniciativas, proyectos de vida y los de sus comunidades.

Desde ACPO se ha buscado promover procesos de educación, formación y capacitación, orientados a la dignificación, inclusión y desarrollo de estas comunidades. En este caso particular, se logró impulsar importantes proyectos en Nuquí, de la mano de la Institución Educativa Ecoturística del Litoral Pacífico.

Entendiendo el importante papel que juega este departamento como una de las zonas más biodiversas del país, a través del curso ‘Cambio Climático’ ofrecido por las Escuelas Digitales Campesinas, se entendió la importancia del reciclaje.

Un conocimiento que luego fue transmitido al resto de la comunidad para que todos aprendieran sobre la separación y disposición final de los residuos que pueden volver a ser usados. Hoy estos proyectos tienen a Nuquí más limpio y sobre todo más educado en el cuidado del planeta.

Asimismo, en ese municipio, los jóvenes combinaron sus estudios a las orillas del Océano Pacifico con el deporte, mezcla que les permitió formarse como grandes seres humanos. Ejemplo de esto es Santiago Mosquera, que desde sus estudios en las Escuelas Digitales Campesinas, siempre se enfocó en aprender para el deporte; y hoy a través de la tecnología, conoce más de su deporte favorito.

Fue así como este municipio recibió todo el apoyo de ACPO, que encomendó el desarrollo de las primeras Escuelas Digitales Campesinas, en este departamento en septiembre de 2013, teniendo como primer convenio para su funcionamiento la Alcaldía Municipal y la Institución Educativa Ecoturística Litoral Pacífico.

Por: Mónica Lozano. Editora – Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*